Tecnología

01/08/2012

Desarrollan aceite atóxico y sustentable para transformadores

En la provincia de Santa Fe se realizó el desarrollo de un proceso para producir un aceite dieléctrico refrigerante de uso en transformadores eléctricos a base de aceite de soja, vegetal, capaz de reemplazar eficazmente los de uso actual que son derivados del petróleo. Producto del trabajo conjunto entre los sectores privado y científico-tecnológico.

Este nuevo producto es atóxico y totalmente sustentable desde punto de vista ecológico, ya que se produce a partir de una materia prima renovable y es totalmente biodegradable. Así se diferencia de los aceites utilizados en la actualidad, que se producen a partir de materias primas no renovables (petróleo), no son biodegradables y son tóxicos para su manejo.

Lo novedoso radica en la metodología utilizada para mejorar y adaptar al uso en transformadores, las propiedades de un aceite vegetal como el de soja. Esto se logró modificando químicamente el aceite.

La concreción de este proyecto, fue gracias a que se trató de un emprendimiento desarrollado entre dos partes, una pública (investigadores del CONICET y la Universidad Nacional del Litoral) y otra privada (Empresa Aceites Especiales de Santa Fe SRL).

El desarrollo se realizó en el Instituto de Investigaciones en Catálisis y Petroquímica que depende del CONICET y la UNL por el grupo de investigadores está integrado por los Doctores Carlos Vera, Gerardo Torres y Juan Carlos Yori.  Por la Empresa Aceites Especiales de Santa Fe participaron los Ingenieros Luis O. Schujman y Alejandro Pérez Bigot.

“Se llegó a este logro luego de un trabajo de tres años (el proyecto tuvo su inicio en el año 2009) y después que la empresa se contactara con la UNL para encontrar una solución tecnológica a la iniciativa. Durante el desarrollo del emprendimiento fue necesario estudiar y optimizar las distintas etapas que conforman el proceso de fabricación”, relata el Dr. Yori en diálogo con EL OTRO MATE.

Esta innovación permite dar una respuesta concreta a tres problemáticas con las que lidiaban a la hora de producir y utilizar estos artefactos. En primer lugar, se asegura la sustentabilidad ecológica en la producción de un aceite que es fundamental para el funcionamiento de los transformadores eléctricos, y por lo tanto, el suministro y distribución de energía eléctrica. Segundo, mejora la seguridad de funcionamiento de estas unidades disminuyendo el riesgo de fuego. Por último, elimina la necesidad de utilizar compuestos como los PCB que están prohibidos por ser cancerígenos.

Existe un transformador en funcionamiento en la red de distribución de energía eléctrica de la Empresa Provincial de Energía de Santa Fe, cargado con el aceite desarrollado, el cual ha sido aprobado para uso por haber superado todas las pruebas de funcionamiento reglamentarias antes de incorporarlo a la red de distribución.

Asimismo, se está proyectando la construcción de una planta piloto para la producción de 40.000 lt/mes en la que se espera la participación conjunta de la provincia de Santa Fe a través de la Empresa Provincial de la Energía, inversores privados y el sistema científico-tecnológico de esa provincia.

“A futuro se pretende que tanto desde las distintas provincias como desde el Gobierno Nacional se adopten legislaciones que recomienden el reemplazo de los aceites derivados del petróleo por este tipo de aceites ecológicos en los transformadores y líneas de distribución que conforman la red eléctrica nacional”, augura Yori.

Los investigadores del CONICET-UNL y de la empresa Aceites Especiales de Santa Fe junto al gobernador Bonfatti

Nota: EL OTRO MATE
Foto: Juan Carlos Yori




VOLVER

Obtener Adobe Flash Player
Obtener Adobe Flash Player