Agricultura

08/07/2013

Identifican virus de diarrea viral bovina

En la ciudad de Esperanza, Santa Fe, lograron utilizar técnicas moleculares para detectar terneros persistentemente infectados con el virus de la Diarrea Viral Bovina, antes del desleche. Esta detección es muy importante para eliminar estos animales, y evitar que propaguen el virus en el rodeo.

Existe un gran esfuerzo por parte de la comunidad científica mundial en tratar de individualizar al animal que nace persistentemente infectado (PI), producto del contagio trasplacentario con una cepa no citopática del virus durante el primer tercio de la gestación.

Si bien el porcentaje de estos animales en los rodeos suele ser bajo, oscilando entre 1-3%, es suficiente para permitir la transmisión y perpetuación de la infección, ya que eliminan de por vida grandes cantidades de virus en todas las secreciones y excreciones corporales, convirtiéndose en la principal fuente de infección.

La inmunohistoquímica -que es un procedimiento basado en la utilización de un anticuerpo específico, capaz de transformar un sustrato en visible, sin afectar la capacidad del anticuerpo para formar un complejo con el antígeno- se viene realizando en biopsias de piel de oreja y los resultados obtenidos han sido publicados, al igual que la PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

La innovación fue realizar la técnica de western blot a partir de sueros, para detectar proteínas virales específicas. Y comparar los resultados de las técnicas. Si bien es una técnica muy laboriosa, que exige personal entrenado y resulta costosa, tiene gran especificidad, sensibilidad, y la toma de muestras es relativamente simple.

Western blot es una técnica cuya finalidad es la de detectar proteínas específicas que se encuentran dentro de una mezcla compleja de proteínas.

“El trabajo se hizo en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Esperanza, con apoyo de muchos grupos de trabajo, como la profesora Adela Gollán, del laboratorio de Virología, y el Dr. Roberto Rodríguez, que fue director del Hospital de Salud Animal, quienes aportaron su trabajo en un proyecto anterior, donde trabajamos con fetos bovinos abortados, y que en este proyecto también hicieron valiosos aportes. Todos los alumnos del Hospital de Salud Animal de la Facultad colaboraron con la toma de muestras, y nuestros alumnos pasantes han ido a muchos establecimientos de la cuenca lechera santafesina para conseguir otras”, apuntó en diálogo con EL OTRO MATE Dra. Ana María Canal, una de las investigadoras que llegó a este logro.

El proyecto CAID fue aprobado en el año 2009 por la Universidad Nacional del Litoral, y este equipo de trabajo ya venía trabajando, en el diagnóstico de esta enfermedad. La Diarrea Viral Bovina es una enfermedad de alta prevalencia en la zona, que produce muchas pérdidas económicas, por abortos, nacimiento de terneros débiles, pérdidas neonatales, trastornos reproductivos, y disminución de la producción, tanto en rodeos lecheros como de carne. La detección y eliminación del ternero infectado persistente es de gran importancia en la epidemiología de la enfermedad, ya que es eliminador de virus de por vida, y es incapaz de generar una respuesta inmune contra esta enfermedad. Por eso es muy importante la búsqueda de nuevas alternativas diagnósticas.

La  identificación y eliminación del ternero infectado persistente debe ser precoz para evitar la propagación de la enfermedad. Sin embargo, los métodos de referencia disponibles al presente, que son el aislamiento viral y la seroneutralización, presentan interferencia con los anticuerpos calostrales circulantes. El resultado es la aparición de un número significativo de falsos negativos, que se conservan en el establecimiento y transmiten la infección al resto del rodeo.

“Las técnicas que proponemos son de probada especificidad  para detectar el virus en biopsias de piel de terneros lactantes, comparándolas con la presencia del ácido nucleico y los antígenos virales en suero. Detectar dichos animales permite interrumpir la propagación de la infección y reducir la prevalencia del virus en el establecimiento, lo cual brinda grandes beneficios a los productores ganaderos y a los veterinarios”, asegura Canal.

El proyecto está en su etapa final, y hasta el momento se han realizado muestreos para cumplir con los objetivos del proyecto de investigación. Las técnicas aún no se aplican en la actualidad, en forma rutinaria, para el diagnóstico de la enfermedad.

“Nuestro equipo de trabajo viene investigando esta enfermedad hace varios años, lo que permitió realizar valiosos aportes al diagnóstico de la misma. Con estos proyectos se formaron recursos humanos, un investigador del equipo realizó su tesis de maestría en este tema, trabajando con abortos bovinos, dos alumnos realizaron Cientibecas (Becas de iniciación a la investigación) y en la actualidad, otro investigador está realizando una tesis basada en este proyecto, para obtener el título de Magister en Ciencias Veterinarias”, detalla Canal.

“El objetivo del proyecto es aportar nuevo conocimiento en las técnicas disponibles para detectar animales infectados persistentes con el virus de la Diarrea Viral Bovina, comparando las mismas con las ya empleadas, para tomar medidas que tiendan a la erradicación de esta importante enfermedad”, augura.

Nota: EL OTRO MATE
Foto: UNL




VOLVER

Obtener Adobe Flash Player
Obtener Adobe Flash Player